Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Asesoramiento Veterinario’ Category

Como vimos anteriormente, los endoparásitos son aquellos que viven en el interior de órganos o cavidades provocando grandes infecciones.

Las distintas especies de endoparásitos se clasifican en:

1) Protozoos: Amebas, coccidios, flagelados…

2) Helmintos: Gusanos planos o cilíndricos.

3) Artrópodos: Garrapatas, pulgas, moscas, mosquitos…

Iremos explicando sus características más significativas así como los géneros que entrañan un mayor riesgo para nuestras mascotas.

Protozoos:

  • Son organismos unicelulares, todas sus funciones vitales (reproducción, metabolismo) se dan en 1 célula.
  • Se mueven por cilios, flagelos.
  • En su ciclo biológico (son los cambios que experimenta el parásito hasta hacerse adulto y pueda reproducirse), el protozoo adopta 2 formas, trofozoito y quiste.
  • La tasa de reproducción es tan elevada que provoca muchas veces una infección masiva, causando enfermedades considerables.
  • Se clasifican en: Amebas, Flagelados y Coccidios.


 Amebas

El género Entamoeba histolitica es el causante de la amebiosis, una enfermedad que afecta al hombre (zoonosis), al perro y al gato. La podemos encontrar en las heces infectadas con quistes, aguas contaminadas, alimentos crudos….

  1. El perro come las heces
  2. La ameba sale del quiste en el intestino donde se multiplica en amebas más pequeñas
  3.  Las grandes van a otros tejidos como pulmón,hígado y cerebro, allí se forman quistes que de nuevo son expulsados por las heces.

Flagelados

Los flagelados comprenden numerosas especies parásitas, unas provocan daños en el aparato digestivo (Giardia)  y otras lo hacen en la sangre o la linfa (Leishmania).

Las enfermedades de tipo intestinal que provoca la giardia, se traducen en síndromes de mala absorción que pueden afectar tanto al hombre como al perro y al gato.

La forma flagelada conocida como Leishmania causante de la leishmaniosis, afecta tanto a perros y gatos como al hombre. En España afecta a 1 de cada 10 perros, sobre todo en zonas húmedas y cálidas por la noche en los meses de mayo a octubre.

La transmición es a travéz de un mosquito que vomita contenido intestinal en las heridas que provoca su picadura, en el interior se multiplican con tal intensidad, que se forman nidos quísticos en hígado, médula ósea, estómago…

Los síntomas en el perro comienzan con una pérdida de pelo entorno a los ojos, orejas y nariz. A medida que avanza la enfermedad, el perro va perdiendo peso a pesar de que come lo habitual. Más tarde surgen problemas en la piel (sobre todo en cabeza, patas y vientre) y por último daños en los órganos.

Esta enfermedad es muy letal en su forma visceral para los perros, y aunque se puede tratar en su cronicidad, la mayoría fallecen transcurridos los 2-3 años.

Para ayudar a prevenir la enfermedad en tu mascota lo mejor es vacunarlo; pero puedes ayudarte con collares o pipetas específicas.

Recientemente han lanzado una nueva vacuna, se llama Canileish. Se usa para vacunar a perros a partir de los 6 meses de edad, con el fin de reducir el riesgo de adquisición de la enfermedad (se debe realizar un test previo para comprobar que no tienen leishmania). Al igual que otras vacunas como la rabia, necesita un “refuerzo” anual para mantener el efecto.

Anuncios

Read Full Post »

Con la llegada de la primavera y el verano, comienza la mejor época para la proliferación de los parásitos.  El aumento de la horas de luz y el calor, hacen que los parásitos salgan de su hibernación y por tanto, estén más activos.

Es el momento de extremar las precauciones cuando salgamos al campo o  de paseo (jardines o parques) con nuestro perro, ya que en ellos nos podemos encontrar todo tipo de parásitos escondidos en el suelo, heces o agua.

Los parásitos son organismos que se alimentan y viven a costa de otras especies (hospedador) causándoles daño o enfermedad.No llegan a producir la muerte, pero los efectos prolongados pueden suponer daños irreparables en nuestra mascota. Desde la sustracción de sustancias vitales, daño mecánico en órganos, secreción de sustancias toxicas, disminución de la inmunidad, hasta la proliferación de enfermedades crónicas.

Existen muchos tipos de parásitos (temporal, permanente, facultativo…) pero sólo 2 son sus vías de infección: Endoparásitos y Ectoparásitos.

1)      Endoparásitos: Habitan en el suelo o agua contaminadas con las heces infectadas del parasito. Por lo que nos los podemos encontrar en carnes y pescados crudos, pastos e incluso en  insectos (mosquitos, moscas…)

2)      Ectoparásitos: Son aquellos que se fijan al pelo o piel de nuestra mascota mediante  alas, patas y apéndices que posee el parásito.

Read Full Post »

Durante un verano en Tenerife, mientras disfrutaba de las vacaciones que me daba la carrera, me encontré con un caso complejo y de vital urgencia.

Debajo de un coche aparecía moribundo un gatito de escasos 3 meses de edad, estaba cubierto de grasa, un grado alto de desnutrición y deshidratación, así como las dos patitas traseras rotas. Me dispuse a llevarlo con rapidez al veterinario para realizarle placas, radiografías y conocer en profundidad el estado de salud del gatito.

Los veterinarios diagnosticaron rotura del fémur izquierdo en dos partes, la cabeza del fémur derecho suelta de la articulación y rotura parcial de éste. Debido a la delgadez extrema y al encontrar piedras en el estomago por las radiografías, sacamos la conclusión de que nos encontrábamos con un gatito moribundo y cuya vida pendía de un hilo.

Los veterinarios al compobar mis conocimientos de veterinaria y mi mano para los animales, me dejaron llevarme al gato bajo mi cuidado y atención médica. No aseguraban su supervivencia mas de tres días por lo mucho que había sufrido el animalito.

Estuve 3 días en vela medicando al gatito; colocándole vías para el suero y antibióticos, realizándole curas en las patas y dándole una alimentación adecuada a su estado.

Transcurrido esos días el gato comenzó a mostrar signos de recuperación, empezó a comer, abrir los ojos e incluso quería jugar. Al cabo de una semana Wicca  parecía haber recuperado sus fuerzas y las ganas de vivir, lo peor había pasado.

Las curas continuaron durante semanas, al igual que la obligación de permanecer en una caja para que se soldasen los huesos de las patitas, y  la alegría llego al contemplar al gatito caminar de nuevo y jugar en el jardín.

Tras una larga recuperación con grandes cuidados y mimos, el gatito consiguió estar totalmente sano y feliz. Sólo quedaba buscarle una familia que lo cuidase y quisiese a pesar de sus secuelas.

La familia afortunada fue la mía. Mi madre se mostró reacia a tener más animales, pero al contarle el caso y comprobar el carácter cariñoso del gatito no pudo resistirse.

En la actualidad vive en Tenerife con mis padres, no tiene ningún problema en sus patas  y disfruta de una vida feliz  rodeado de otros gatitos recogidos de la calle como él.

Por cierto, se llama Wicca porque su historia al igual que su carácter, es pura magia.

Read Full Post »